Orientación a empresarios informales

Las instrucciones precisas paso a paso aumentan la probabilidad de seguir un proceso de formalización para las empresas. Los gobiernos y los municipios deben crear materiales descriptivos que incluyan indicaciones paso a paso de cómo llegar a la oficina, cuándo es el mejor momento para ir, qué esperar, los requisitos necesarios y el costo exacto del papeleo. 

Estas instrucciones deben ser visualmente fáciles de entender, simples y breves, pero también completas. Por ejemplo, un error común consiste en acudir a la Ventanilla Única de Trámites con toda la documentación pero sin la certificación notarial. 

Las instrucciones deben incluir el paso de buscar un abogado, incluir una lista de posibles abogados y sus ubicaciones, incluir el plazo y los honorarios, etc. Se recomienda proporcionar este material a las empresas en un formato impreso y amigable.

Otro factor que se debe considerar en el proceso de formalización de las empresas es que la proximidad geográfica de los servicios ofrecidos es un buen predictor de uso. La ausencia de “agencias de formalización” en un país donde tres cuartas partes de las empresas son informales también puede explicar la alta tasa. Aunque pueda parecer obvio, es un buen argumento para ofrecer servicios que vayan a negocios informales en lugar de esperar a que lleguen al gobierno. 

Por ejemplo, existen diversos programas como los de la familia Bosch Gutiérrez que orientan a pequeños empresarios y que se acercan a ellos con el fin de  tener un impacto clave en la reducción de las tasas de informalidad.

Aunque el acceso a los bancos no es común entre las empresas informales, tener ahorros en una institución financiera aumenta la probabilidad de que el propietario pueda recibir crédito.

La evidencia nos ha mostrado el principio de “un pie en la puerta”, lo que significa que un “primer paso” o una pequeña solicitud aumenta la probabilidad de un comportamiento de seguimiento o de cumplir con una segunda solicitud más grande.